Saltar al contenido

Hechizos para alejar a una persona del trabajo

¿Sabes?… Hace un tiempo, estuve yo misma merodeando páginas para buscar información acerca de hechizos para alejar a una persona del trabajo. ¿Estás tú, casualmente, pasando por una situación similar ahora?

¡Puedo entenderte! Nada más detestable que encontrarte con alguien, que te quiera hacer la vida de goma, atentando contra tu fuente laboral, tu salud y tu tranquilidad personal. Pero deja de preocuparte, ¡porque tengo buenas noticias para ti!

Hechizos para alejar a una persona del trabajo sencillos faciles poderosos gratis efectivos

Si requieres de protección, tanto en lo laboral, como en cualquier ámbito personal, te recomiendo leer estas oraciones a San Benito.

Te voy a dejar plasmados acá, los mejores conjuros que jamás hayas visto, comprobados por quien escribe, ya que yo fui víctima de una persona que me hizo mucho daño, cuando ocupaba un cargo que, con malas artes, me quería usurpar.

Sigue leyendo, te aseguro que te va a ser muy útil este artículo… ¡tal como lo fue para mí y para tantas personas que lo comprobaron!

Rituales para sacar a alguien del trabajo

Problemas serios hay en todas partes, en distintas etapas de nuestra vida, pero… ¿Has visto que cuando sientes esa tensión laboral, porque un mal compañero decidió ponerte el pie encima, es como que se te vino el mundo abajo?

Te carga de estrés, de angustia … y de enojo!… Es tu empleo y alguien te está molestando y sobrecargando de nervios, con el fin de hacerte renunciar. Por celos, envidia o maldad pura… ¡pero hace lo imposible para que termines renunciando a tu cargo!

Agredirlo, no te sirve para tus propósitos, porque no está en tu esencia hacerlo, por lo tanto, te daré elementos de magia blanca con simples procedimientos, para que puedas defenderte… y sea ese ser nefasto, quien termine yéndose de tu propio lugar de labores, cuando menos lo esperes! Allá vamos!…

1. Brujería para espantar a un mal compañero/a

Pasas la mayor parte del día en una oficina y tienes que aguantar a un desagradable sujeto que te complica la vida y no sabes ya qué hacer, para solucionar este problema. Acá, está la solución a tu contratiempo. Haz con vocación esta brujería y serás una persona feliz.

Necesitarás:
  • Vela color negro
  • Una lata
  • Pluma y papel blanco
  • Datos de nacimiento de la persona dañina
  • Cerillos
Procedimiento:
  • Escribirás en primer lugar los datos completos, incluida su fecha de nacimiento, del perverso compañero.
  • Para eso, tomarás el papel blanco y con la pluma escribirás al menos 5 veces su nombre y fecha de nacimiento.
  • Del otro lado del papel, dejarás escritas también, estas palabras que irás diciendo en voz alta:

Eres despreciable en mi vida, (di su nombre), te conjuro a que te apartes de mi vida laboral y personal, deberás salir de mi destino ahora mismo. Así sea.”

  • Doblarás el papel blanco con todo lo que escribiste en el mismo y lo pondrás dentro de la lata.
  • Ahora, encenderás la vela negra y la colocarás sobre el papel, dentro de la lata.
  • Dejarás consumir a su tiempo la vela y seguirás invocando las mismas palabras que dijiste anteriormente, unas diez veces más.
  • Cuando la vela se haya extinguido, arroja con desprecio y odio a la basura todos los materiales utilizados y vuelve a repetir en ese acto, las mismas palabras.
  • En menos de tres días irás viendo diferencias positivas en tu puesto de trabajo, hasta que te enteres que esa persona, de un día para otro, decidió irse.

2. Elimina a tus compañeros conflictivos

Mira el siguiente video, para el eliminar definitivamente a aquellos compañeros del trabajo que te hacen la vida imposible, úsalo bajo tu propia responsabilidad!:

3. Ritual para echar a una persona del empleo

Este embrujo no trata de magia negra, sino que tendrás la oportunidad de contrarrestar su maldad con procedimientos blancos y hacer que solo, se vaya de tu ámbito laboral, para no molestarte más. Hazlo en luna cuarto menguante, ¡no falla!

Necesitarás:
  • 3 velas negras
  • Medio vaso de vinagre blanco
  • Una porción de sal fina o gruesa
  • Una porción chica de pimienta en polvo
  • Una pluma de pájaro o de cualquier ave, color negro
  • Punzón o clavo
[/su_service
Procedimiento:
  • Comienza el procedimiento sólo si la luna está en cuarto menguante.
  • Escribe las tres velas con un punzón o un clavo, de esta manera:
  • En una vela, escribirás el nombre de la persona, en la segunda, el lugar de trabajo y el cargo que ocupa y en la tercera, las siguientes palabras:

“Ve a tu mundo malvado, nada tienes que hacer acá, vete, vete, vete!!!”

  • En el vaso de vinagre prepararás esta mezcla:
  • Agrega al vinagre la sal fina o gruesa y la pimienta.
  • Deberás revolver con la pluma negra todos los ingredientes.
  • Acto seguido, ubica las tres velas negras y forma un triángulo con ellas.
  • En la mitad del triángulo, coloca la copa con el vinagre.
  • Pon la pluma dentro del vinagre hasta que se moje totalmente.
  • Enciende las tres velas y deja que se apaguen solas.
  • Todos los restos de cera de las velas deberás colocarlos en el vaso y dejarás que se seque el vinagre por sí mismo, dejándolo al aire libre.
  • Cuando se seque totalmente el contenido, guarda celosamente algo de la sal y pimienta que haya quedado del ritual y reserva cuidadosamente la pluma que utilizaste.
  • El ceremonial lo terminarás un día martes, momento en que diseminarás el polvo que te haya quedado de sal y pimienta, sobre el escritorio o silla donde trabaja el individuo en cuestión.
  • Dispone también la pluma negra cerca de donde esta persona deba pisar, para que la energía del ritual se transmita a sí misma.
  • Es clave que antes de disponer la pluma en el lugar, la soples con suavidad y digas estas fervientes palabras:

“Fuera de este lugar, tú no mereces este puesto, vete con tu envidia y maldad a otro circuito, aquí, no tienes más cabida. Entiéndelo hoy y siempre.”

  • Al cabo de un tiempo corto, una semana o menos, el individuo que te hizo mal, será despedido de sus labores, o le podrán dar un traslado de área o también agobiado por la fuerza del conjuro, podrá esa persona, decidir su propia renuncia.

Hoy mismo deberás emprender la solución, que ya tienes en tus manos. Esa persona ya no te quitará un minuto de tu preciada tranquilidad.

Elige el procedimiento que más se acerque a tus posibilidades y vuelve con toda la fuerza…

Ocupa el sillón y escritorio, donde realizas tus tareas felizmente… con la seguridad que ya nadie volverá a interferir, ¡en tu preciado ámbito laboral!